Símbolo de forja

El

PUEBLO

Situado en el Valle del Tiétar, al pie de la sierra que le dio nombre, en un entorno natural donde descubrirás en la naturaleza los colores de cada estación y sus frutos, donde podrás disfrutar de baños refrescantes en sus charcas naturales y de románticos paseos, donde contemplarás sus paisajes y te deleitarás con sus noches estrelladas, donde la gastronomía es otro motivo para venir y poder degustar.

Foto antigua de la calle del Sapillo

Las Casas están ubicadas en el casco antiguo de Piedralaves, donde podrás pasear por sus antiguos barrios: El Cerrillo, El Horderón, El Venero ..., por sus pequeñas calles adoquinadas, ver sus casas de piedra, las más viejas han visto pasar más de 400 años de historia.

Cesto con níscalos

La iglesia es de finales del siglo XVIII de artesonado mudéjar, bóveda de cañón con arcos sajones y un impresionante retablo barroco y, frente a ella, está “la cruz de los enamorados” de 1681, llamada así porque antiguamente las parejas de novios quedaban junto a ella a la salida de misa.

Vista de Piedralaves nevado

Muy cerca, La Plaza del ayuntamiento, con una singular torre de piedra conocida como “La Torre del Reloj”, en las salidas podemos ver las piedras que durante tiempo sirvieron para sostener los palos que cercaban la plaza, permitiendo, durante las fiestas, celebrar corridas de toros.

Aquí tienes una pequeña muestra de los rincones, paisajes y frutos de Piedralaves.

Panorámica de Piedralaves